Bizcocho de naranja

Nada como un bizcocho de naranja casero

Bizcocho de naranja esponjoso

Bizcocho de naranja esponjoso

El bizcocho es una de las elaboraciones de repostería más fáciles de hacer, pero también una de las que más gusta a todo el mundo, porque puede comerse solo o relleno de mil y una formas diferentes, crema pastelera, nata montada, merengue, frutos secos, chocolate, etc., algo a lo que poca gente podrá resistirse.

A muchas personas suele salirles el bizcocho un poco duro y por ello vamos a compartir contigo la receta del bizcocho de naranja esponjoso, para que puedas disfrutarlo aun más y compartirlo con los tuyos.

Para su elaboración necesitaremos estos ingredientes:

  • 500 gramos de azúcar.
  • 375 gramos de harina de repostería (tamizada)
  • Media docena de huevos.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo.
  • 1/2 vaso de aceite de oliva suave.
  • Un vaso de zumo de naranja (mejor si es natural)
  • Una taza pequeña de ralladura de naranja

Modo de elaboración

El primer paso es precalentar el horno a unos 180/200 grados y mientras tanto ya podemos comenzar a preparar todos los ingredientes.

Comenzaremos tamizando bien la harina y la levadura, con lo que evitaremos que se puedan formar grumos que arruinen un poco la textura de este bizcocho.

Batiremos todos los huevos en un bol grande y cuando estén batidos iremos incorporando el azúcar y el zumo de naranja, cuando todo esté mezclado añadiremos la harina y la levadura tamizada mientras no dejamos de batir, finalmente añadiremos el aceite y la ralladura de naranja y continuaremos batiendo hasta conseguir una masa homogénea pero suave.

Verteremos la masa en un molde que previamente hayamos untado con un poco de mantequilla, con lo que nos ahorraremos que se pegue. Cuando se haga. Lo meteremos en el horno durante unos 35 minutos y tras ese tiempo pincharemos en el centro con un palillo largo para ver si está hecho.

Si el palillo sale fácilmente y limpio es que el bizcocho estará hecho, de lo contrario tendremos que dejar que se siga haciendo en el horno unos minutos más.

Cuando acabe, lo sacaremos el horno y lo dejaremos que enfríe un poco antes de desmoldarlo, para evitar que se rompa, lo pondremos en una rejilla para que enfríe de manera homogénea y ya estará listo para degustar.

Consejos

Cuando rallemos la naranja debemos hacerlo solo con la parte naranja, evitando la parte blanca porque le daría un sabor amargo al bizcocho y no resultaría agradable.

Para decorarlo podemos reservar un poco de ralladura de naranja por encima del bizcocho y para darle un plus de sabor, también podremos incorporarle un buen chorro de Grand Marnier o de Cointreau, un licor hecho con naranjas.

Más ideas de como conseguir un bizcocho de naranja esponjoso en ésta web.