Bizcocho de naranja

Nada como un bizcocho de naranja casero

Bizcocho de naranja rápido

La paciencia es una de las ciencias de la gastronomía, especialmente de la repostería, donde hay algunas elaboraciones que requieren de bastante tiempo para hacer y después para que se enfríe, quizá por eso no a todo el mundo le gusta hacer dulces y postres, aunque seguro que si se ponen las cosas más fáciles, no habrá ningún problema en hacer un bizcocho de naranja como el que os vamos a enseñar a preparar en esta entrada.

Se trata de una de las maneras más rápidas que hay de hacer esta clase de bizcocho y el resultado es verdaderamente espectacular. No tardaremos demasiado en hacerlo, tampoco es complejo ni tiene un coste excesivo. ¿Cuál es tu excusa para no preparar un bizcocho como este?

Bizcocho de naranja rápido

Ingredientes para el bizcocho de naranja rápido

  • 250 gramos de harina de repostería (tamizada)
  • 175 gramos de azúcar (podemos sustituirla por sacarina)
  • 300 mililitros de leche entera.
  • 300 mililitros de aceite de oliva suave.
  • 3 huevos de tamaño mediano.
  • 1/2 cucharadita de levadura de repostería.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • Una cucharada y media de ralladura de naranja.
  • 150 mililitros de zumo de naranja (mejor recién exprimido)

Modo de elaboración

Lo primero que debemos hacer es precalentar el horno a 180 grados y elegir un molde donde vayamos a hacer el bizcocho así como engrasarlo para que al hacer la receta en el horno no se nos pegue.

Una vez hecho esto ya podemos comenzar y lo haremos muy rápido, para ello necesitaremos dos boles grandes y en uno echamos todos los ingredientes secos, es decir, la harina, azúcar, bicarbonato y levadura. En el otro bol irá el resto de ingredientes: aceite, leche, huevos y el zumo de naranja con la ralladura.

Con una batidora dotada de varillas mezclaremos todos los ingredientes húmedos, sin necesidad de hacerlo a alta velocidad, solo queremos que se mezclen homogéneamente. Cuando esté listo iremos incorporando la mezcla al bol de los ingredientes secos y continuaremos mezclándolo.

No tiene que quedarnos una masa dura sino suave y bien mezclada. Cuando tengamos esta textura (totalmente libre de grumos) verteremos la masa en el molde que tenemos engrasado desde el principio y lo meteremos en el horno durante unos 35 minutos. Cuando acabe nos aseguraremos de que éste salga limpio y dejaremos enfriar.

Consejos

A este bizcocho le podemos agregar más ingredientes para aportarle un sabor diferente al tradicional. Podemos incorporar un yogur natural, un par de cucharadas de queso crema para que quede mucho más suave, un chorreón de licor de naranja, un par de cucharaditas de canela, etc.