Bizcocho de naranja

Nada como un bizcocho de naranja casero

Bizcocho de naranja y chocolate

La repostería es una de las disciplinas de la cocina que más adeptos tiene, pero no solo para cocinar sino para degustar porque… ¿a quién le amarga un dulce? En esta entrada vamos a enseñarte a preparar un delicioso bizcocho de naranja y chocolate para que puedas desayunarlo, merendarlo o comerlo en cualquier momento del día porque está realmente delicioso.

Para su elaboración necesitarás los siguientes ingredientes:

Bizcocho de naranja y chocolate
  • 250 gramos de harina especial para repostería (tamizada)
  • 125 mililitros de aceite de oliva suave.
  • 150 gramos de chocolate negro.
  • El zumo de una naranja recién exprimida.
  • 5 huevos frescos medianos.
  • 1 cucharadita de levadura de repostería.
  • Ralladura de naranja.

Modo de elaboración

Antes de ponernos manos a la obra debemos precalentar el horno a 190/200 grados para que cuando acabemos de preparar todos los ingredientes del bizcocho ya podamos meterlo directamente al horno y no perder tiempo.

El primer paso es fundir el chocolate en un cazo al baño maría, aunque podemos hacerlo también en el microondas, aunque en este caso debemos tener cuidado para que no se seque, solo queremos derretirlo no que se haga.

Por otro lado comenzaremos batiendo los huevos con las varillas de la batidora, añadiéndole el azúcar. Cuando todo esté bien mezclado le echaremos la ralladura y el zumo de naranja y o removeremos todo hasta que tenga cierta consistencia.

En este momento añadiremos el chocolate fundido y lo mezclaremos bien, también con las varillas de la batidora, pero no hace falta ponerlo a toda velocidad, solo queremos que se mezclen bien todos los ingredientes.

El siguiente paso es tamizar tanto la levadura como la harina para evitar que se produzcan grumos cuando hagamos el bizcocho. Una vez tamizado correctamente iremos removiendo la mezcla que tenemos preparada y agregando la harina con la levadura hasta que quede una masa uniforme, con textura suave y sin ningún grumo.

El siguiente paso es engrasar un poco el molde que hayamos elegido para el bizcocho, tanto si es metálico como de silicona. Verteremos la masa y lo meteremos en el horno durante 30/35 minutos. Al sacarlo lo pondremos sobre una rejilla para que enfríe uniformemente y ya estará listo para comer.

Consejos

Para saber si el bizcocho está bien hecho, cuando acabe el tiempo en el horno lo pincharemos con un palillo largo en el centro. Si sale sin problema es que el bizcocho estará hecho y si sale con restos, debemos dejarlo para que se siga haciendo durante unos minutos más.