Bizcocho de naranja

Nada como un bizcocho de naranja casero

Fácil

Fácil

Cada vez que estoy invitada a un evento o fiesta, hago esta receta, pues se espera que yo lleve el postre. Es muy fácil, apenas me lleva 10 minutos para prepararlo, y lo demás va al horno.

Además tiene un sabor asombroso: fragante, húmedo, tierno con un maravilloso sabor cítrico y delicado a naranja. No hace falta complicarse la vida con recetas exuberantes para quedar bien con todos.

Y lo bueno de este bizcocho de naranja, es que puedes añadirle un nuevo toque a la receta cada vez que lo prepares: agrega un toque de canela, algunas nueces, arándanos, pepitas de chocolate, pasas, etc.

Incluso puedes añadir una cucharada de cacao puro en polvo en la mitad de la masa y convertirlo en un maravilloso pastel de mármol.

Hay un montón de opciones dependiendo de tus gustos, y los ingredientes que tienes a mano en el momento.

Esta receta da para 8 porciones.

INGREDIENTES

  • 1 naranja grande (el zumo + piel)
  • 3 huevos grandes
  • 150 g de mantequilla
  • 160 g de azúcar
  • 160 g de harina
  • ½ cucharadita de levadura en polvo

INSTRUCCIONES

Empezamos precalentando el horno a una temperatura de 180 ° C con calor por arriba y abajo, y aprovechamos también para engrasar con mantequilla un molde tipo plum cake (rectangular).

En un bol, batimos los huevos junto con el azúcar durante 5 minutos, hasta que la mezcla esté pálida. Lo ideal es utilizar una batidora de pie, para que no nos cansemos tanto.

Tamizamos la harina junto con la levadura en polvo y lo reservamos. Sacamos todo el jugo a la naranja y rallamos la piel de forma que quede fina y no se note demasiado.

Derretimos la mantequilla en el microondas, lo justo para que esté líquido, pues si nos pasamos se quemará. Incorporamos la mantequilla a la mezcla de huevos, seguido de la harina, el zumo de limón y la ralladura.

Continuamos con la mezcla mientras lo vamos incorporando, hasta que todo esté bien incorporado. Tampoco es necesario mezclarlo demasiado.

Vertemos esta masa en el molde y alisamos la superficie con una espátula. Introducimos el molde en el horno, en la parte del medio, durante 40 minutos, o hasta que al insertar un palillo por el centro, éste salga limpio.

Sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos reposar durante 5 minutos en una rejilla. Lo desmoldamos con cuidado y dejamos que enfríe completamente antes de partirlo.

NOTAS

Este bizcocho se puede personalizar añadiendo pepitas de chocolate, canela, nueces, etc., lo que quieras.